El YO-YO en el crecimiento personal

Yo nunca tuve claro lo que quería de mi vida. Cambiaba de opinión cada 5 minutos y la cantidad de tiempo que me tomaba enamorarme de un camino nuevo era la misma que invertía en él. Sólo estaba segura de 3 cosas: quería viajar por el mundo, quería hablar muchos idiomas y amaba leer.

2dd95dcdd190ce312f760d3fde515f7d

Al escoger una carrera, mi primera opción fue economía y negocios internacionales, no por qué yo quisiera entrar en el mágico mundo de los negocios y la economía, sino por esa palabrita al final… internacionales. Ese era mi tiquete de salida.

Desde los 15 años les pedí a mis papás que me dejaran viajar, que me iba un año de mochilera, seis meses, uno, un fin de semana!!!! La respuesta fue siempre No! Eran otras épocas (al menos para mi familia lo eran) y esos no eran comportamientos que se esperaban de una niña de casa; Frustrada obedecí pero en la primera oportunidad me embarqué en la carrera que me llevaría a hacerlo. Estaba muy feliz…

… Pero como sucede con los corazones rebeldes y puros en el mundo cuando los fuerzan a hacer lo que no es su pasión, no funcionó! Después de lo que ha sido el año académico más exhaustivo de mi vida, me encontré arrastrada por números y conceptos que negaba a aceptar. No, no era eso lo que quería y no era así que quería vivir el resto de mi vida. Cuando me entregaron el balance de las materias y eletnctivas de ese año vi, exactamente lo mismo que vi al graduarme como ingeniera, todas mis materias electivas estaban relacionadas con viajes, yoga, idiomas y literatura. Eempecé a preguntarme realmente que era lo que quería.

Nada pasa por casualidad, y en mi siguiente artículo les hablaré de como encontré yoga en mi vida. por ahora quiero hablar de como a veces el crecer nos sube y baja constantemente de montañas rusas emocionales hasta llevarnos a ACEPTAR.

Fueron años muy difíciles pero si tuviera que volver a vivirlos, probablemente lo haría. Me enseñaron a respetar, valorar y amar a mi familia y todo lo que tenía; y al finalizar mi carrera descubrí y encontré  que había estado dejando por pedazos en esos años, pistas para mí misma de un rompecabezas que no tenía el valor de ver antes.

Absolutamente todo mi cuerpo me pedía seguir a mi corazón, seguir mis sueños por inciertos que fueran y salir de la burbuja de confort en la que me había encerrado en esos años. Fue así como me embarqué en mi aventura por Perú. Equivocándome una vez más! Un error que me llevo a conocer ASHTANGA YOGA!

22016446_10155773331473033_2142769646_n

A veces nos toma mucho tiempo escucharnos y aceptar que es lo que realmente queremos, se supone que dependiendo de nuestra edad deberíamos estar haciendo X, Y o Z cosa, que casarnos, tener carro o planear muy bien nuestro futuro, sea parte del trato que aceptamos al nacer, per en el camino se nos olvida vivir, un trato impuesto y encegecedor que nos corta las alas, pero debemos ser fuertes y perseverar.

Muchas situaciones nos van a hacer querer decir BASTA! esto no es para mi y abandonar nuestros sueños. Pero son pruebas, son retos para que el corazón pueda dominar a la mente, para que realmente nos acerquemos a nosotros mísmos y seamos honestos a la hora de decir, QUIERO…

y tu, Qué es lo que realmente QUIERES?

 

 

 

Anuncios

Aprendiendo a ver las cosas desde otro punto de vista. Guía de una yogi:

En nuestra vida debemos superar toda clase de situaciones, a veces sentimos que avanzamos y otras que nos estancamos o caemos, de hecho, gracias a los momentos de zozobra podemos apreciar aquellos que nos encienden el alma. Sin la oscuridad no apreciaríamos la luz; el problema llega cuando nos enamoramos del hueco en el que caímos, nos victimizamos y llegamos a encariñarnos con  él.

Caerse está bien, equivocarse está bien, errar es lo que nos hacen humanos porque de ello se aprende, no podamos juzgar nuestro pasado con la sabiduría del presente pues esta llegó a nosotros gracias a lo vivido. Sin embargo, suele suceder que cuando atravesamos momentos de oscuridad y tristeza, nos cegamos, no vemos salidas, permitimos que el pesimismo nos llene, nos sentimos atrapados y cerramos nuestra vida en burbujas impenetrables de desespero, desilusión y negatividad.

En mi caso,  sucedió desde mi vida personal y en mi práctica como yogui.

Pasé por meses muy difíciles y en los que aprendí muchísimo. Ahora que miro hacia atrás veo el valor de esos meses y las enseñanzas que dejaron en mi vida, pero no fue hasta que hablé con mi maestro de yoga que cambié mi forma de ver las situaciones y así estas cambiaron.

Fue mas o menos 7 meses después de haberme lesionado la muñeca. Tenia que hacer una practica diferente, mas suave y totalmente modificada. Me sentía frustrada, estancada y me quejaba todo el tiempo de ello. Si embargo, la vida, como la excelente maestra que es, hizo que el  “problema” se prolongara la suficiente para que aprendiera a valorarlo. No solo aplazando los exámenes y soluciones medicas sino que cada proyecto que empezaba, al estar bañado con mi negatividad, andaba de mal en peor, y termine quedándome sin trabajo, sin yoga y desmotivada.

18033902_1304432379611951_1939714689636145122_n

Ya al limite del desespero me dirigí a mi Maestro para decirle que era mejor que no continuara con mi curso. Para los que no saben, estoy estudiando para convertirme en profesora de Ashtanga Yoga, es un curso de dos años, y en ese momento estaba mi cuarto mes de clases; le dije que no tenia sentido que yo siguiera sino podía hacer bien la practica visto que tampoco habían soluciones cercanas, medicamente hablando. El me escucho y en palabras muy dulces, llenas de amor pero cargadas de verdad, me ayudo a entender que mi problema no era la mano, sino la forma en que yo estaba manejando la situación.

No hice un cambio inmediato, me tomo meses, pero por fin entendí que la única cosa que tenia que hacer era CONCENTRARME EN LO QUE SI PODIA HACER. De nada servia que me siguiera lamentando o que mirara a los demás hacer yoga o compararme con ellos o quejarme de no tener trabajo y preocuparme por dinero que no tenia. Si yo misma no creía en mi, en mis capacidades y en lo que en ese mismo momento podía hacer, entonces quien.

Así que empece a concentrar mi practica en MI, en el yoga es normal perderse  a veces en comparaciones y cosas del ego, cuando no se tiene una conciencia mas elevada, y me tomo un par de meses entender que si tenia que hacer mi practica modificada, entonces la iba a hacer como se debía hacer, esforzándome por hacerla bien, combinando todos los aspectos de ella. Para mi sorpresa, era mucho mas difícil de lo que esperaba y  me encontré frente a un desafío físico, emocional y mental que me llevo a una practica mucho mas consciente.

Al concentrarme en lo que me gustaba hacer, y quitarle negatividad al hecho de hacerlo “como debería” me encontré disfrutando yoga de nuevo y sintiéndome en la practica como siempre me he sentido, feliz.

Le quite peso al problema del trabajo y eventualmente este llego a mi vida. Y poco a poco todo se volvió a encarrilar; al valorar todo lo que el quiste me había dado, pude despedirme de el en una cirugía en febrero.

Ahora me encuentro con un trabajo muy agradable y retomando lo que mas amo en el mundo, hacer yoga. Todo, simplemente, cambiando la forma de ver mi vida.

18034211_1304432199611969_3308889289021107311_n

Círculos viciosos

Desaparecer virtualmente fue una de las cosas que pensaba que me iban a ayudar a superar todo lo que estaba sucediendo, la vida tiene misteriosas y extrañas maneras de guiarnos por el camino que debemos recorrer.

Como el simbolo de Unalome, volví a meterme en el medio de un infinito en el avance/retroceso de la escala de superación personal, me dejé llevar por lo que NO podía hacer o manejar conduciendome a un autosabotaje físico con bloqueos emocionales; no es lindo y algunos dirán que ni saludable hablar de cosas negativas, pero de alguna manera, escribir sobre ello ma hace sentir mejor. Escribir tiene un aire terapeutico que siempre me ha ayudado.

No voy a culpar a todo del problema de la mano, debo ser responsable de las elecciones que he hecho y de el curso de mi vida, soy yo la que ha tomado todas y cada una de las decisiones que han puesto en este lugar. y fui yo la que le dio la espalda a yoga cuando no  podía hacer mi práctica de la manera a la que me había acostumbrado.

Yoga para mí ha sido el único lugar del mundo donde me siento a salvo y completa, feliz de ser yo, pero es un mundo tan basto y lleno de matices que te puedes perder en él; personalmente me costó muchisimo tiempo encontrar una pasión en la vida y una vez dedicada a ella, me costó aún más superar el hecho de que mi cuerpo no tolerara la presión. Presión que me autoimpuse por alejarme de las leyes que me hicieron enamorarme del yoga en primer lugar.

La razón por la que el ashtanga yoga es tan difícil para los occidentales y que los mestros nos guien primero a las asanas (posturas) y no comiencen por el principio como la “ley” manda  es por que sólo gracias a su exigente disciplina y practica se comienzan a comprender la importancia de las dos etapas anteriores. Yamas (códigos morales), niyamas (purificación personal y estudio).

Lastimarme la mano no fue el problema, sino dejar que eso afectara todas y cada una de las cosas que hago, dejar mi practica porque ya no la sentía igual si la modificaba y culparme por fracasar en yoga cuando en realidad es creado para ayudarte a sentir mejor y no al contrario. el problema fue la fuerza y el poder que le di a el hecho de  no poder usar la mano, y en vez de concentrarme en sanar, me hundí en autocompasión.

Sólo una persona pudo ayudarme a poner todo en otra perspectiva. Mi maestro…

 

Agosto!

Muy buenos días de un magnifico lunes en la mañana, el primer lunes de AGOSTO, un nuevo mes, un nuevo día, una nueva oportunidad de VIVIR.

El día de hoy estoy particularmente sorprendida con la cantidad de personas que he conocido o con las que he hablado y como me he conectado con ellas. Veran, yo creo que cuando uno cambia la forma de pensar y de ver el mundo, cambian las personas que te rodean, como les comente en mi ultima entrada, estuve pasando una crisis existencial la berraca y ahora entiendo el porque de  la crisis.

Si bien, no poder hacer yoga influyo bastante también fueron los pequeños y desagradables miedos que se fueron incorporando en mi cabeza poco a poco, POR QUE YO LO PERMITI, que me decían que lo que yo quiero no esta bien y que debo ponerme seria y ser responsable con mi vida por que… 26 anos es una eternidad por Dios, y para esta edad ya debería estar haciendo algo con mi vida.

Desde pequeña fue diferente, eso toda mi familia lo sabe,  no me gustaban los vestidos ni peinarme (lo de peinarme no ha cambiado mucho), como adolescente solo soñaba con viajar, ir al Amazonas, conocer los indígenas Wayu en la sierra Nevada, escalar y acampar el nevado, y cosas por el estilo. Cosas que para el punto de vista conservador de mi amado padre eran: COSAS PARA HOMBRES y motivos de llanto, rabia y gritos desesperados para mi. No me malinterpreten, no es culpa de el y de eso ya ha pasado mucho, su crianza fue muy diferente y siempre hizo me educò pensando en lo mejor para mi.

FB_IMG_1452250497154[1]

La vaina es que ahora, 10 annos después y yo siga con la actitud de que llorando y pataleando, el mundo, mi mundo, vaya a cambiar. Pues no! Miren yo creo mucho en la ley de atracción, en el poder del pensamiento positivo y afirmativo y  en que la frecuencia de cada uno de nosotros atrae las diferentes experiencias, pero para uno poder mover la energía del universo, tiene que MOVERSE, pasar a la acción, empezar con pequeños pasos, los que sean, es en serio, los que sean.

Justo ahora estoy planeando mi siguiente viaje, quiero atravesar Irlanda en bicicleta y acampar en la interperie, el como, se los voy contando mas adelante a medida que se vaya desarrollando, el porque…. simple, me parece increíble poder cruzar todo un país así. Obvio me tengo que poner en forma y es que ya llevo 6 meses quieta, ni a trotar salgo jajaja, pero que esto no sea un freno en mi camino.

y ustedes, que suenos aun no han comenzado a perseguir?

 

Vientos de Cambio

Ya llevo un año en Italia. Un año viviendo lo que por muchísimos años idealicé de mi vida. Para ser sincera nunca tuve un plan claro de lo que quería o lo que iba a ser. Me costo mucho encontrar una pasión y dedicarme a ella. Era (o soy) lo que dicen inestable. A decir la verdad, no creo que era inestabilidad era simplemente curiosidad de experimentar muchas cosas y no sólo una.

Probé danza, teatro, pintura y cuanto deporte pudiera en el colegio, pero nunca me aferraba o dedicaba por mucho tiempo a una sola cosa. Yo tenía claro que quería viajar, conocer el Amazonas, conocer Estados Unidos y Europa, quería hablar 7 idiomas y sumergirme en otras culturas.

Yo sólo tenía una cosa clara, quería viajar. Recuerdo las palabras que le dije a la psicóloga del colegio en la época en la que uno decide que va a hacer con su vida … “A mi no me importa que carrera con tal de que me haga viajar por el mundo”. Ella me decía que cualquier carrera me podía hacer viajar si era lo suficientemente buena y yo le decía que no entendía lo que yo le decía.

Al final lo hice, estudié una maravillosa profesión que admiro muchísimo pero durante toda la carrera busqué formas para irme del país, estudié paralelamente idiomas y me imaginé por años caminando bajo un  lluvioso día en Londres o haciendo caminatas matutinas en una montaña de Francia.

No tenía un plan, no era que aspirara vivir en Europa para convertirme en X o Y persona o trabajar en esto o aquello. Sólo quería venir a ver, probar, conocer, mi plan era no tener un plan. Obviamente si uno dice en voz alta lo toman por loco y por desubicado sin futuro. Y pues OBVIO que nadie quiere que lo tomen por eso, por lo menos yo no lo quería ver así. Sobre todo por mis padres.

13833558_10154375159773033_731991103_o.jpg

Así que ahora que vivo lo que imaginé les digo que la verdad, entré en una crisis la berraca jajajaja, por fin puedo ser yo, por fin puedo ser fiel a mí misma pero no tengo la menor idea de lo que eso signifique. Me la paso de trabajo en trabajo y con mil vacíos emocionales. Llevo lesionada 6 meses en la muñeca sin hacer yoga y esto ha desatado mil cosas en mí. Abro los ojos aquí, ahora, en esta magnifico y maravilloso presente para descubrir que…

Resulta que AMO mi vida, pero vivo constantemente con MIEDO. No sé que es lo que estoy haciendo, para dónde voy ni en quien me voy a convertir pero saben algo. Hoy después de depurar muchísimo todo lo que he estado viviendo puedo entenderlo.

Me estoy conociendo, justo aquí y ahora estoy cerrando viejas heridas, perdonando mi pasado y amando mi presente, y SÍ, a veces es muy difícil amar mi presente, pero la única responsable de absolutamente todo lo que estoy viviendo soy yo, yo soy la que no sabe que quiere y sino sé pues obviamente el universo me va a dar cosas que no sean lo que yo espero. Sé lo que no quiero y eso es ya un comienzo.

Sé que estoy viviendo MI vida y siendo yo y justo ahora eso más que suficiente.

 

Torta de zanahoria con chocolate

Desde que empecé el blog, anuncié diversas facetas del mismo y hasta ahora solo he hablado de mí jajaja, así que aquí les dejo un receta que me encanta:

13184547_10154171728538033_1264344738_o

Ingredientes:

Para la torta:

  •  300 gr de harina. Yo uso harina de Farro (espelta) o de Kamut. Pero pueden usar harina normal.
  • 3 zanahorias
  • 3 huevos
  • 200 gr máximo de azúcar morena o normal (digo máximo porque yo le agrego 150gr)
  • 120 ml aceite de oliva (o normal) yo uso de oliva por salud.
  • 15 -16 g de polvo de hornear

Para el chocolate:

  • 100 gr Chocolate amargo (70 – 85)%
  • 100 – 150 gr leche de arroz o de almendras (pueden usar normal)
  • un chorrito de aceite de oliva o una cucharadita de mantequilla

Como pueden ver doy dos opciones, la normal y la versión mía que es mucho más saludable e igual de deliciosa.

Preparación

Pelar y lavar las zanahorias, cortarlas en cuadros medianos y meterlos en una licuadora, sí licuadora, junto con los 3 huevos y el aceite. Licuar por 3 o 5 minutos. Aparte en un recipiente mezclar con una cuchara  la harina, el azúcar y el polvo de hornear.

13184810_10154171727963033_15103270_o                                       13184573_10154171728063033_1437500327_o

A este punto pueden iniciar a recalentar el horno, a 180°C. (Depende del horno, sino sabe pregúntele a su mamá y si ya vive solo, pues experimente hasta que averigüe como funciona su horno jajaja).

Listo. Agreguen la mezcla liquida a la seca y asegúrense de fundir muy bien ambas, con una cuchara; de palo, normal o de repostería.

Aquí vamos a alistar el molde. Pueden usar aceite o mantequilla. Le agregan un chorro al molde y lo esparcen muy bien con la mano limpia. Después echan harina y la esparcen por cada borde del molde dándole suaves golpecitos y girándolo.

Versamos la mezcla en el molde y lo metemos en el horno.

40 minutos después debería estar lista, pero verifiquen metiéndole un tenedor, un palillo, un cuchillo, todo menos el dedo que se queman, y si sale seco, está lista, sino bajan la temperatura y la dejan otro poquito, tipo 10 minutos.

13214825_10154171728183033_1065506728_o

Cuando vean que ya esta casi lista, comiencen a hacer el chocolate. Yo lo hago con chocolate amargo porque es más saludable pero usen el que quieran. Lo derrito al baño maria, cuando esté derretido le agrego el aceite y la leche para hacerlo mas suave.

NOTA: mientras más amargo el chocolate, mas leche se le debe agregar, por ejemplo si uso amargo al 70% uso tipo 100 ml de leche pero si uso 85% agrego 200-250 ml.

Saco la torta y la meto en una bandeja y la baño suavecito con el chocolate por encima, y listo, a disfrutar.

Si al final se quieren comer el chocolate que queda en la olla, es muy válido y nadie los va a juzgar por eso jajajaja

13169934_10154171738648033_2049744455_o

En que canal estás?

No sé ustedes pero desde mi perspectiva cada día los comerciales y la publicidad en el mundo nos bombardea con la idea de tomar consciencia de cuidar nuestras vidas y del tiempo, de cuidar nuestra salud, nuestros alimentos, la forma en que conducimos y la forma en que respetamos el medio ambiente y los animales.

Estamos bombardeados de amor, luz y respeto. Estamos bajo presión para cuidar el agua, salvar la mayor cantidad de animales posibles, de cuidar de nuestros seres queridos y no sólo decirles sino demostrarles cuanto les amamos. Recibimos correos para asistir a encuentros de meditación, de cocina saludable, invitaciones a talleres de  manejo de emociones y liberación de miedos, estamos en una época fantástica donde el amor y la abundancia del mundo está a nuestros pies.

No lo creen?

Si esta no es una realidad para usted, lo más probable es que el canal de recepción que usa, es un poco diferente al mio. Verán, como nos proyectamos al mundo y como aceptamos lo que sea que tenemos en frente a cada minuto de nuestra vida, va a determinar nuestra vida. Lo que creemos, eso creamos. Sí, son muchas las cosas que no podemos cambiar o de las que no tenemos control, pero según mi experiencia, son más las que sí. Todo con un simple cambio de actitud.

13179207_1011842935566487_1751017144585988903_n

Aceptemos todo lo que viene hacia nosotros. ABSOLUTAMENTE TODO, Aunque sea un cambio inesperado o un clima diferente al queremos o una noticia que nos parezca fea u horrible, por que en realidad, las noticias no son horribles ni maravillosas, simplemente son. Depende de nosotros y de como las veamos.

Yo tengo 26 años y con mucho orgullo puedo decirles que cuento con los dedos de mis manos, las veces que he visto el noticiero o leído un periódico. Y no es por que no me interese el mundo o sea una persona inculta, es por el mero hecho de que, primero cuando era pequeña me dolía muchísimo lo que contaban o escuchaba y me daba miedo salir a la calle, pues así yo no lo viera, mis padres o profesores sí y ellos se encargaban de contarme lo que habían dicho. Al crecer me di cuenta que absolutamente todo cambiaba en mi forma de ver el mundo sino estaba pendiente de las experiencias que las demás personas estuvieran viviendo.

Estoy segura que si debo ayudar o me corresponde intervenir en alguno de esos casos, la vida me va a poner ahí, sino…para qué me contamino? No busco en internet páginas que contengan información con la que no puedo hacer nada, y saben, vivo feliz y tranquila.

13214857_10154169537203033_720487784_o

Hay una paranoia colectiva por que a Pepito Pérez, le pasó o no esto o aquello en X país. y según los medios, nosotros debemos estar informados. Yo les digo, yo me informo de lo que a mi parecer es bello y positivo y a cambio eso me ofrece el mundo. Me muevo en esa corriente y así veo y vivo la vida. Desde que me independicé y puedo ser yo misma en todo mi esplendor y amarme y aceptarme aún más de lo que ya lo hacía; hice varios cambios; Aquí les dejo un par; tomen nota si les interesa:

  1. No veo ni tengo televisor. De ningún tipo (sólo películas y ninguna de terror o violencia, acción sí pero cierro los ojos a las escenas fuertes jajaja)
  2. Disminuí el azúcar, la sal, el aceite vegetal, las comidas procesadas y  no consumo carne.
  3. Uso la bicicleta como medio de transporte.
  4. medito regularmente y practico diferentes pranayamas (ejercicios de respiración)
  5. AGRADEZCO ABSOLUTAMENTE TODO, desde mis bienes materiales hasta el viento que recibo al caminar.

Les agradezco que me lean, estén de acuerdo o no. Un abrazo de amor para todos.

Hagámonos el amor.

Hace poco estuve pensando mucho en la frase de Buda que dice; “Si quieres conocer el pasado, entonces mira tu presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro mira tu presente que es la causa”. y saben que cuando la escuché pensé que eran unas palabras muy sabias, pero por alguna razón, la frase no se fue de mi cabeza y comencé a darme cuenta que tenía que observarla y  comprenderla, de otra forma, quedaría como lo que era: palabras de un sabio para un sordo necio.

Cuando leemos o escuchamos frases que encierran cierta sabiduría, muy pocas veces realizamos el concepto de estas palabras. No las digerimos conscientemente. Y esa frase despertó en mi una observación profunda hacia mi presente y saben, me di cuenta de lo poco que agradezco mi maravillosa vida y lo poco que me amo a mi misma.

Así que empecé a hacer un ejercicio muy simple, empecé a hacerme el amor. Claro que la verdad no surgió de observar la frase sino de digerirla.

Una hermosa mañana con unos 13°o 14°Celsius me fui a bañar. Mientras me bañaba en modo automático, repasaba mentalmente todo lo que tenia que hacer. Llegó la hora del jabón y lo esparcí por mi cuerpo sin miramientos, sin percatarse realmente de lo que hacía pues tenia la cabeza llena de ideas; en medio de esa lluvia de pensamientos recordé la frase de Buda, y me di cuenta de lo dispersa que estaba del momento presente. Noté incluso lo poco que miraba mi propio cuerpo mientras me bañaba!

Así que empecé a enjabonar cada pedacito de mi misma con conciencia. Toqué cada dedo, cada ángulo y pliegue, y agradecí a dios por mí. Noté todos mis lunares y vellitos, note mi piel y lo abandonada que la tengo, note mis venas y la sangre que corre por ellas, escuché mis latidos y mi respiración, noté mis articulaciones y músculos y simplemente me dejé inundar por ese mágico y magnífico momento presente.

Agradecí mi cuerpo completo, sano, hermoso. Con cada una de sus “imperfecciones” y me di cuenta de lo afortunada que soy por habitar en un templo como el mío. Me amé!

Pasamos por alto lo abundantes y prósperos que somos por el mero hecho de tener el cuerpo que tenemos. Con sus kilos de más o de menos, con sus pliegues o gorditos, con arrugas o sin ellas, con todo. Es gracias a nuestro cuerpo que evolucionamos, gracias a él, transmitimos las experiencias a nuestra alma. Gracias a el nutrimos nuestro espíritu.
Nuestro cuerpo, nuestro templo, es absolutamente lo único que realmente podemos controlar en este mundo.
Al salir del baño me sentía renovada. Como si hubiera despertado la consciencia de mi. Sentía un profundo amor y respeto hacia mi cuerpo y hacia sus funciones. Hacia todos mis sistemas y órganos.
Desde ese día cada que me baño o me aplico crema o voy a dormir o no sé, simplemente cuando siento que es el momento del día, agradezco, amo y tomo consciencia de mi cuerpo de las miles de posibilidades que tengo gracias a él.
Mi presente, mi aquí y ahora se mueve y funciona gracias a lo que hago conmigo misma. Yo los invito a analizar lo siguente:
En estos momentos de tu vida, eres totalmente consciente de tu cuerpo?
Cuando comes, eres consciente?
Te ejercitar (en lo que sea) por ti o por lo que digan otros?
Escuchas realmente a tu cuerpo?image

Seguir a tu voz interior

Voy a hacer algunas declaraciones un tanto inquietantes para los que me conocen y al mismo tiempo, quisiera pensar, que son motivaciones para los que no.

cropped-una31.jpg

Cuando decidí venir a Europa y dejar todo en Colombia, lo hice con una sola motivación, LIBERTAD. No me malinterpreten, no crean que para mi vivir allá era horrible o una cárcel o un encierro, no, nada de eso. Pero por alguna extraña razón, yo sentía que no tenía la libertad de ser yo misma y de vivir mi vida a mi manera. Sin importar mi título, mi familia o las hermosas relaciones que tenía, había algo que me faltaba; llevaba años buscando mi pasión en la vida, mi misión y después de graduarme, sentí que más perdida no podía estar.

No estaba segura de Italia ni de nada, todo me indicaba que lo más correcto era buscar trabajo como ingeniera y establecerme de una vez por todas en una parte, ser independiente, ayudar en mi casa y construir mi futuro, tal vez casarme y crear familia. Pero saben, todos tenemos una vocecita en la cabeza (o en el corazón) que te dice cuando estas inconforme y te guía de la mejor manera… Pues esa voz que había silenciado por años y años haciendo lo que los demás esperaban de mí…se cansó.

Me di cuenta entonces de que tenía que seguir la voz y confiar. Siempre me había querido venir para Europa, no sabía a qué ni por qué pero siempre había querido. La idea de quedarme y abrir mis ojos a los 30 ya casada y con hijos era tan horrible para mi (PARA MÍ!!! Con todo el respeto de quienes lo son o van a ser) que simplemente no era algo que YO estaba dispuesta a aceptar como una realidad para mi vida.

Lo había intentado, había vivido en Perú con mi novio y aunque fue muy bonito, no era feliz, así que…. empaqué maletas, coraje y voluntad para enfrentar lo que fuera que encontrará al otro lado del charco y me fui.

Siempre he sido diferente, rara, muy llevada a mi pensar (terca según mi mamá y Hippie irremediable según mi papá) pero jamás me importó. No encajaba bien con la gente de mi edad y casi que tampoco con los de otras edades jajajaja, simplemente no encajaba, pero no me importaba. Fue en este sentido que decidí aceptarme y ser fiel a mi misma, fue ahí cuando la magia empezó a fluir y llegué a Italia

Fue aquí donde pude verificar porque tenía ese sentimiento, fue aquí al vivir en una cultura donde absolutamente NADIE se mete o comenta tu vida o tus decisiones o te juzga por ello, que pude comprender el porque en Colombia no me sentía libre: Tenía miedo. Miedo de decepcionar a mi familia, de no encajar (a pesar de que sabía que no lo hacía), miedo del que dirán y de ser juzgada, miedo de ser yo.

Aquí, sin la presión de mis miedos encontré mi pasión. Se llama Ashtanga Yoga y muy feliz y muy orgullosa les cuento que en Mayo inicio mi curso  para convertirme en Maestra algún día. Aquí he enfrentado mis miedos, mis fallas, mis sueños y mis limitaciones mentales, aquí he entendido que debo amarme COMO SOY, aceptarme hasta con los kilos, celulitis y estrías de más, aceptar y agradecer cada parte de mi cuerpo, que es mi templo y mi vehículo en esta existencia, de mi mente que es la creadora de mi vida y de mi espíritu que mi esencia pura.

Pero lo que más aprendí, es que aunque yo tuve que viajar al otro lado del mundo para hacerlo, no es necesario para todos los demás. Y si de verdad creen que necesitan ayuda con esto, aquí estoy para explicarles como lo hice yo. o al menos como estoy tratando de hacerlo.

Continuará…

 

Qué significa Unalome

Unalome [o Unaalome] es un símbolo de la tradición budista que representa la ruta individual que serpentea a lo largo de la vida.
El sendero se inicia desde el centro de la espiral... (yo puse una mariposa por la representación de ella en mi propia vida).En medio de un rollo, el hombre es 
presa de la confusión, temores, dudas, incertidumbres.
Luego, lentamente la conciencia ilumina el camino y se sale de la espiral.
En la segunda parte del símbolo: la observación conduce a la comprensión de que 
hay algunas cosas que nos unen en un círculo vicioso. Parece proceder hacia 
adelante, pero se vuelve atrás. Como una especie de maldición: cuando se tiene la impresión de que entiende, aquí parece que los acontecimientos nos demuestran todo lo contrario.
Esta observación continua, sin embargo, aporta nueva luz: cuanto más se observa, 
más se reduce esta parte de zigzag paradójico , y poco a poco llega a una línea 
recta.
La línea recta representa la máxima comprensión ... En este punto, sólo se 
necesita un poco de coraje para adentrarse. Al final de la línea hay un barranco (el espacio entre el extremo de la línea y del punto).

La comprensión final es, de hecho, nada más que la certeza de que todo es misterio y que, por tanto, nada puede ser comprendido y controlado. 
Uno sólo puede vivir...caer en el inmenso océano de la existencia carente de 
certezas.